El sarro es causante de encías adoloridas y enfermas, así como del mal aliento debido a que es una placa que se forma por retos de comida no retirados mediante el cepillado. Esto endurece los dientes y provoca estos problemas que además de incómodos son perjudiciales para tus dientes.

Para evitar su formación debes comer más frutas. Masticar manzana y melón después de cada comida ayuda a eliminar la placa dentobacteriana gracias a sus propiedades naturales.

Otro alimento que te puede ayudar a con el sarro son la zanahoria y el apio. Debes comerlos crudos para aumentar el flujo de saliva lo que dificulta que las bacterias se peguen al diente. Al eliminar esta placa también podrás prevenir un mal aliento.

Bajar o eliminar el consumo de azúcar también será de gran ayuda en la eliminación del sarro. Este elemento es uno de los más dañinos para tus dientes ya que al mezclarse con tu saliva se forma un esmalte dental débil e ideal para que las caries aparezcan.

Por último, si tu problema es más grave y está afectando tus encías lo más recomendable es una limpieza dental hecha por tu dentista. Cuando hay mucho sarro este llega a áreas de difícil acceso si no tienes los instrumentos adecuados para desprenderlo.

Wendler Dental cuenta con la atención de dentistas capacitados para hacer estos procedimientos y otros mucho más complejos en busca de garantizar tu salud bucal. Llámanos y nosotros te devolveremos una hermosa sonrisa.