El sarro es causante de encías adoloridas y enfermas, así como del mal aliento debido a que es una placa que se forma por retos de comida no retirados mediante el cepillado. Esto endurece los dientes y provoca estos problemas que además de incómodos son perjudiciales para tus dientes. Para evitar ...